Cortamos las uñas.

La uña de los gatos y los perros contiene un nervio y vasos sanguíneos que crecerán según crece la uña. En perros que salen suficiente tiempo a la calle, y que circula por diferentes superficies, es posible que sólo necesite el corte de los espolones. Si nuestra mascota necesita un corte de uñas, debemos utilizar un cortaúñas adaptado al tamaño de uña (hay diferentes tipos) y ser prudentes con la longitud a cortar. Es preferible cortar de poco en poco para evitar el sangrado de la uñas y el daño del nervio. En uñas blancas, es muy fácil ver dónde está el vaso sanguíneo y podremos cortar con más seguridad. En uñas oscuras es preferible cortar poco aunque lo hagamos cada mes. Si tienes la mala suerte de pasarte y hacer que sangre, presiona la hemorragia con una gasa hasta que pare. Hay que prestarle especial atención a los espolones, que no contactan con el suelo y no se desgastan, pudiendo crecer mucho y clavarse en el dedo provocando dolor e infección. Los cortaúñas puedes comprarlos en tiendas especializadas y estaría bien que observaras como lo hace un especialista antes de hacerlo en casa.

Esta entrada fue publicada en Cuidado Mascota. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>